PENSAR LA ECONOMIA DESDE LO NO MERCANTIL.

image

Homero Español

Agosto 2014.

 

En la lucha por la apropiaciónde la riqueza la inflación aparece como una estrategiade expropiación compulsiva mediante la que, a partir de la manipulación de los precios, los grupos con mayor poder de mercado succionan, proporcionalmente, magnitudes de riquezas a los que menos tienen, haciendo quela voracidad de la acumulación resulte mucho más intensa sobre quienes menor capacidad de protección tienencuando varían los precios. A esto se refiere el sentir popular cuando afirma que,la inflación hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres.Lo que quiere decir que mediante estos comportamientos perversos, los capitalistas acumulan grandes masas de riquezasal expropiar doblemente a las mayorías; esto es,primero las expropia durante los procesos productivos y luego las expropia cuando acuden al mercado para adquirir bienes y servicios para el consumo.

Tal fenómeno, que es propio del mundo capitalista,requiere siempre de discursos que lo justifique y, es así como aparece en primer lugar, la figura del economista, quien inmerso en un ropaje de cientificidad se comporta como guardián de la ideología dominante, explicando, recomendando, sugiriendo, criticando y, promoviendo acciones que aseguren la reproducción del sistema.

En su condición de “especialistas” sostienen que,con sus medidas de corto plazo, buscan la “estabilización” de la economía y, es así como recomiendan, recortes fiscales, en partidas del presupuesto público que según ellos representan “gastos noreproductivos”; ordenanal Gobierno que retirela atención en áreas admitidassocialmente como de su incumbencia y prioritarias, tales como,seguridad social, salud, educación, vivienda, producción y distribución de alimentos, entre otras y pues consideran que las mismas deben ser actividades productivas del sector privado, bajo la lógica de la racionalidad mercantil. De igual manera proponen,que para los intercambios con el resto del mundo, se adopte una paridad cambiaria de “equilibre” entre los precios de bienes producidos internamente y bienes importados, con lo que según ellos se “estimulan las exportaciones”, sin tener en cuenta que las medidas puedan conducir a que porciones importantes de la población queden relegadas del consumo de los bienes considerados “exportables”. Lo que es comprensible si se tiene en cuenta que para los economistas, necesitar bienes, es equivalente a querer bienes y contar con la capacidad para pagarlos a “sus precios de mercado”.

Es de esta manera como los economistas promueven un discurso “científico”, mediante soluciones que pretenden un estatus similar al de la medicina “curativa”,soluciones que sedifunden, promueven y fortalecen desde los espacios y cámaras de empresarios, de los partidos políticos que los representan, desde los foros de expertos de todos los ribetes; neoliberales,neoclásicos, keynesianos, ortodoxos, heterodoxos y, tránsfugas utilitarios. Discursos todos que terminan santificándose como credos colectivos, una vez que las empresas de difusiónque dominan el espectro social, los promueven mediante la creación y manipulación de la opinión, lo que a final conducen a que los propios explotados terminen aceptando “pasivamente” el deterioro de sus condiciones de vida; toda vez que los ajustes de precios siempre se originan hacia arriba y los ajustes en el tipo de cambio suelen ser medidas de devaluación, que hacen que los bienes del resto del mundo resulten más costosos para los nacionales y, que la producción nacional se haga más barata para el resto del mundo.

Frente a todo esto, una perspectiva revolucionaria no puede proceder con las armas del sistema como acertadamente, en oportunidades denunciara el Presidente, Hugo Chávez,cuando parafraseando al Che Guevara, sostenía que“no será con las armas amelladas del capitalismo como podremos cambiar las sociedad venezolana, pues la economía no puede estar por encima de la gente”. Lo que equivale a afirmar que la Política prevalece sobre la economía, que los fines sociales subordinan a los fines privados, que toda propiedad se define frente al colectivo que así la reconoce y que, el bien público está por encima del interés privado.

En ausencia del Presidente Hugo Chávez, y frente a la arremetida de la lumpen burguesía parasitaria, que actúa como misil de los centros de poder del capital, uno se siente inquieto y preocupado, temiendo que al Presidente, Nicolás Maduro, le induzcan decisiones que a final terminen resultando contrarias a los intereses de la Revolución, paradójicamente, contrarias al interés que él mismo representa, en su condición de Presidente Obrero y, orgullo de todos los que votamos por él siguiendo la instrucción del Comandante Presidente, quien no dudo al confiarle las riendas en la conducción de nuestro Hermoso Proceso Bolivariano.

Por eso, uno se atreve humildemente a pensar cosas como las siguientes, creyendo interpretar contenidos presentes en el Plan de la Patria, pero al mismo tiempo teniendo claro que una Revolución no se hace aplicando un manual y con máquinas que actúen cual robots, sino con gente cuyo nivel ideológico y comprensividad del mundo es denaturaleza diversa y, en ese sentido asumensus compromisos, preferencias y prioridades. Un poco pensando en lo que afirmara el Presiente Omar Torrijos, que“una Revolución no transcurre por una autopista, sino por una trocha”cuando en su convocatoria al pueblo de Panamá, buscaba convencerle de que el crecimiento económico sin bienestar social y distribución de la riqueza, era un crimen y, agregaríamos nosotros, que una Revoluciónsólo llega a alcanzar realidad cuando se arraiga en el Poder Popular y, que ésteúltimo sólo puede consolidarse, si llega a disponer del poder económico que le habilite para dar soluciones a las necesidades colectivas, es por todo eso que nos atrevemos a pensar,

  • En la necesidad deproteger de manera titánica nuestro signo monetario, sin ceder a las presiones de los enemigos del proceso, teniendoconciencia permanente de que un ajuste que origine una devaluación,empobrece aceleradamente a las grandes mayorías, en la medida que el tipo de cambio empuja la estructura de costos, lo a su vez sirve de excusa para la manipulación de los precios, que terminan erosionando el poder adquisitivo de la sociedad en su conjuntopero,pero fundamentalmente y de manera muy fuerte al ingreso de los trabajadores, que en el fondo no cuentan con la posibilidad de protegerse frente a la violencia del sistema.
  • Que debe mantenerse el Control de Cambio, con mucho rigor y, que quienes reciban dólares para importar, deban presentar fianzas bancarias en monedas equivalentes, pues de hacerlo en bolívares no les importará que le ejecuten la garantía, si al final pueden salir fortalecidos actuando como especuladores en los mercados ilegales.
  • Que en la lucha contra la especulación debeadoptarseun control de preciosriguroso, siendo lo apropiado el mecanismo de PVP con etiquetas visibles para todo consumidor, lo que significa “Precio por encima del cual no se puede vender”, donde existan además, listas disponibles para toda la sociedad, las cuales pueden servir de apoyo para las supervisiones por parte de la comunidad organizada.
  • Tener en cuenta que una Revaluación no sería una decisión descabellada, si la misma se acompaña del control riguroso en la asignación y utilización de Divisas, de una Comisión de Administración de Precios, éticamente sólida y socialmente transparente, de una superintendencia de Comercio Exterior yde una prevalencia de los Intercambios de Gobierno a Gobierno, fundamentalmente con los que se tienen acuerdos de integración y cooperación.
  • En dirigir los mayores esfuerzos hacia la producción interna para completar las deficiencias de ofertas, en rubros como alimentos, medicamentos, materias primas, bienes intermedio,partes y repuestos, necesarios a los procesos productivos y a las ramas priorizadas.
  • En que mediantepolíticas audaces se proceda a una revalorizaciónde la vida y la producción en el campo, garantizandoinfraestructura y tierras cultivables, estímulos crediticios a quienes manifiesten y muestren condiciones para garantizar producciones y organizarse con base a procesos comunitarios propuestos en el Plan de la Patria.
  • Que se recupere y agilice el Proyecto de los Ferrocarriles, para garantizar sistemas masivos de transporte, de carga y pasajeros, lo que debe incidir en los costos de la producción interna, en la conformación de ejes productivos y en la reconfiguración del espacio geográfico, con cambios en la cultura de transporte que promovió la industria automotriz transnacional.
  • En que la decisión en torno a la distribución y uso de los combustibles, sin que se internacionalice su precio, forme parte de una política pública de transporte que tome partido por los medios masivos y desestimule los individuales centrados en el modelo automotor del capitalismo, que tan costoso resulta a la sociedad, tanto en pérdidas de vidas y discapacidades de personas afectadas por accidentes, en la construcción y mantenimiento de vías, como en el derroche inusitado de la gasolina. Todo lo cual está asociado a comportamientos y modelos societales, característicos del consumismo capitalista.
  • En que enlas zonas populares se conformenorganizaciones de transportes, con financiamiento de la banca pública y de propiedad colectiva, bajo la administración de Consejos Comunales que por más de dos años hayan demostrado una aceptable capacidad de gestión (por ejemplo, para rutas troncales, grupos de “yipseros”, colectivos intra comunidades, etc.), organizaciones que además de asegurar y garantizar la movilidad de las personas, adopten tarifas consensuadas, fijadas y arbitradas en asambleas de las comunidades. Debiendo, así mismo,constituir fondos solidarios para redimir obligaciones y, para atender el mantenimiento y cuidado del transporte a su cargo.

Para finalizar,queremos pedir que no se nos entienda como afirmando verdades con un estatus similar a los escritos en piedras sino, más bien, como proponiendo ideas y puntos de vista para la discusión; como militantes de la Revolución Bolivariana,que durante muchos añossoñaron y siguen soñando con un mundo distinto. Sueño que cobrósentido de realidad con la irrupción del Comandante, Hugo Rafael Chávez Frías, quien convoco a los venezolanos para poner a andar, un Proyecto de País, con Igualdad y con Justicia Social, Un Proyecto Soberano y Autónomo, en Libertad, como lo soñaron nuestros Libertadores.

Anuncios