FORO INTERNACIONAL “IMPERIALISMO FINANCIERO: FONDOS BUITRE”

FONDOS BUITRES EL VERDADERO ROSTRO DEL NEOLIBERALISMO

¿Qué son los fondos Buitres?

Es un fondo de capital de riesgo o fondo de inversión libre que invierte en una deuda pública de una entidad que se considera cercana a la quiebra.

Los denominados “Fondos Buitres” también conocidos por los operadores de mercado como distressed debt o “fondo de situaciones especiales” vienen a ser administradores de capital de riesgo que se dedican a comprar títulos de deuda pública a bajo precio en economías en problemas.Esta operación es nsurada por casi todos los organismos internacionales, incluyendo el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, debido a que afecta los programas de alivio de las deudas de los países más vulnerables económicamente, asumiendo como regla de conducta no participar en los procesos de negociación de pagos y negándose a todo acuerdo con el deudor para reestructurar sus obligaciones en cuanto a montos y plazos, conservando así el “derecho” a cobrar la totalidad de la deuda en los términos acordados originalmente.

Modus Operandi
Un acreedor compra los bonos de la deuda de un Estado o empresa al borde de la quiebra al 20 o 30% de su valor nominal, sacando provecho de una situación en la que resulta muy riesgoso “invertir” (los fondos buitres no invierten, sólo compran deuda) en un país declarado en default. Una vez que la economía del país mejora, introducen litigios en tribunales internacionales con el fin de exigir el pago de la totalidad de los bonos que fueron adquiridos muy por debajo de su valor nominal. Esto, a todas luces, es una estrategia eminentemente política de los capitales financieros.

Actor clave: Paul Singer.

Abogado egresado de Harvard. Es la cara visible de NML Capital y Elliot Management Corporation, dos de los principales fondos buitres globales. Principal financista del Partido Republicano en los Estados Unidos, conectado al ala más conservadora del ya derechista Tea Party.

 Elliott Managment Corporation.

Fundada por Paul Singer en 1977 con un capital inicial de 1.3 millones de dólares, actualmente tiene en sus activos alrededor de 23 billones. Concebida como un fondo de inversiones, es una filial de Elliott International Limited, que a partir de la década de los 90 decide empezar a comprar bonos de la deuda, constituyéndose como fondo buitre. Ha estado a la cabeza de la expoliación del Congo, Perú y ahora Argentina. Forman parte de este fondo de cobertura las siguientes entidades, todas ellas controladas por Paul Singer:

Hambledon, Inc; NML Capital; Kensington International Ltd; Maidenhead LLC; Warrington LLC; Elliott Advisors (Reino Unido y Hong Kong).

 

SÍNTESIS DEL EVENTO

 Marx Gómez

Colectivo Kinkalla Visual

 

El Foro Internacional “Imperialismo Financiero, Fondos Buitre”, realizado por el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, no sólo fue un evento en el marco de una campaña de solidaridad con Argentina, sino la emisión de una alerta a todos los países de la región y la preocupación manifiesta del Gobierno Bolivariano ante lo que se perfila como una posible arremetida imperialista contra los países de América Latina y el Caribe, cuyo objetivo es la desintegración de los procesos de convergencia que en el siglo XXI, y gracias al impulso constante del Comandante Hugo Chávez, han permitido estrechar los lazos entre países históricamente hermanados.

En ese sentido, el canciller Elías Jaua destacó que la solidaridad con Argentina es una construcción histórica que va más allá de la Revolución Bolivariana y su política internacional: tiene un hito trascendente en el gesto de apoyo que tuvo el Ministro de Relaciones Exteriores argentino, Luis María Drago, en 1902 ante el bloque que los Estados Unidos estaban llevando a cabo con Venezuela a fin de cobrar una deuda que contrajo nuestro país con la nación norteamericana. Lo que se ha dado a conocer como la Doctrina Drago, influenciada por las ideas del abogado argentino Carlos Calvo, constituye una estrategia jurídica ineludible para hacerle frente a los fondos buitres.

Por su parte, la ministra Delcy Rodríguez denunció la posible vinculación de estos fondos con la escalada genocida en Palestina, a través del financiamiento al Estado Israelí. Esto permite suponer una conexión entre Paul Singer, principal financista del Partido Republicano y fundador de la firma Elliott Management Corporation (cuya junta directiva tiene nexos con el Partido Demócrata), con el lobby sionista en los Estados Unidos.

A su vez, el embajador argentino en Venezuela, Carlos Cheppi, propuso la necesidad de construir un instrumento jurídico internacional que permita a los Estados el pleno derecho a tomar actos soberanos unilaterales contra los fondos buitres, evitando el azote especulativo del capital financiero que tiene como fin la expoliación de los pueblos.

Se procedió, seguidamente, con el primer bloque de intervenciones, centradas en una explicación del desarrollo histórico del capitalismo, enfatizando los procesos de transformación estructural gestados en el mismo durante el siglo XX.

El diputado Jesús Faría estableció una conexión entre el agotamiento del patrón oro (Acuerdo de Bretton Woods) y proceso caracterizado por el surgimiento de la financiarización, el auge del neoliberalismo, la emergencia de las sociedades transnacionales y el estallido de la crisis sistémica como consecuencia del imperialismo financiero.

Caracterizó a los BRICS como el bloque desde el cual se está construyendo un nuevo mundo. No obstante, está posición un tanto apologética y, por consiguiente un tanto acrítica, no denuncia la crisis civilizatoria, y su correlativa crisis epistemológica, en la que estamos sumergidos. En otras palabras, los BRICS forman parte de un proceso de desplazamiento del centro de la economía-mundo capitalista a otro eje geográfico y no de una geopolítica de corte anticapitalista.

El economista chileno Gabriel Peña, continuando la caracterización del “capitalismo neoliberal”, “financiero”, centra su exposición en lo que el llamó el carácter “rentista” de la economía capitalista global, es decir, la desvinculación progresiva del capital financiero con relación al capital productivo, que encuentra en los fondos buitres su ejemplo modélico. Esto lleva a que concluya que la crisis actual es la crisis de un tipo particular de capitalismo y no del capitalismo genérico como era concebido en la economía política clásica. Este planteamiento parece tener cierta similitud con la “senilidad” del capitalismo a la cual se refiere Samir Amin, como esa tendencia hacia la desindustrialización, desinversión y caída de la productividad en los centros económicos que definieron al capitalismo de la segunda posguerra.

Alertó sobre las negociaciones en curso en torno al Acuerdo Transatlántico y Transpacífico de Comercio e Inversión, como retorno del fallido proyecto del AMI-Acuerdo Multilateral de Inversiones-, y como el neoliberalismo ha resultado ser una tecnología de poder sofisticada (proyecto ideológico) pero con una política económica desastrosa.

En esa misma línea, el escritor y periodista argentino, Luis Bilbao, caracterizó al capital financiero como ese proceso de entrelazamiento entre la industria y la banca, con el consecuente desplazamiento de la producción a la especulación. Caracterizó la estrategia de este capital financiero como un ciclo de endeudamiento-cobro-refinanciarniento. Finalizó alertando sobre amenazas externas impensables en la región por parte de Estados Unidos y propuso la realización de una auditoría a fondo de la deuda, tal y como lo viene haciendo militantemente el economista belga Eric Toussaint a través del Comité para la Anulación de la Deuda en el Tercer Mundo (CADTM), con el ejemplo del cese en el pago de la deuda por parte de Ecuador, al denunciar la misma como ilegítima.

Toussaint caracterizó a los fondos buitres como la versión extrema del capitalismo financiero que tiene en Goldman Sachs, Merril Lynch, el grupo Santander, el grupo Banco Bilbao Vizcaya Argentaria –BBVA-, entre otros, sus principales batallones. Propuso la necesidad de instrumentar mecanismos jurídicos para que litigios como el que afronta Argentina actualmente sean dirimidos en tribunales nacionales.

De igual manera, recomendó que el resto de los países de la región deberían seguir el ejemplo de Bolivia, Ecuador y Venezuela, y salir del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), del Banco Mundial. Proceso regional que podemos impulsar los tres gobiernos en conjunto.

Realizó un balance prospectivo y denunció cómo la deuda será utilizada como instrumento para forzar a los países de América Latina y el Caribe a tomar políticas neoliberales. Esta tesis tiene una doble base que la sustenta: el anunció que recientemente hiciera Estados Unidos sobre el aumento de la tasa de interés internacional y futuro escenario de baja en los precios de los commodities.

Por último, cito el caso de Islandia como ejemplo de resolución democrática del tema de la deuda, caso que fue invisibilizado por la mediática transnacional –cabe agregar-. Exhortó a los países a hacer uso del pleno derecho a tomar actos soberanos unilaterales, acelerar la activación del Banco del Sur, declarar el monopolio público (Estatal) sobre el Comercio Exterior y la generación de mecanismos para establecer un control en los movimientos de capital.  

 

Esa última propuesta viene de la mano con la denuncia del embajador Carlos Cheppi sobre existencia de “buitres locales” en sincronía con los “buitres globales”.

Pablo Giménez, Coordinador Nacional del Programa de Formación de la Universidad Bolivariana de Venezuela, retomó la caracterización del capitalismo contemporáneo para enfatizar y describir al capital como un tipo determinado de relación social y no tanto como una asunto de “dinero, monedas y bancos”. Dimensión clave para entender que el combate es contra toda una lógica que ha permeado nuestra cotidianidad.

Estableció un concepto dual, crisis-deuda, para decir con Marx y Engels, citando el Manifiesto Comunista, que la única forma en que el capitalismo resuelve sus crisis es generando crisis más violentas y ese escenario crítico se presenta como una oportunidad para los fondos buitres.

Juan Manuel Karg, periodista argentino, comentó la necesidad de analizar este caso en conexión con los movimientos geopolíticos y geoeconómicos que se han venido dando últimamente, a propósito de la gira de los presidentes de Rusia y China por América Latina. Igualmente, enfatizó que siempre son plausibles los posicionamientos solidarios pero que estos deben estar acompañados de acciones concretas, de lo contrario quedan en meros aspectos declarativos.

Cerró comentando algunos debates que se han venido dando recientemente en América Latina sobre la presencia china en la región, recomendando la necesidad de pensar el papel de América Latina en la geopolítica mundial. No se trata de pasar del Consenso de Washington al “Consenso de Beijing”.

El último participante, el profesor Fermín Toro Jiménez, fue categórico al sentenciar que la revolución es la integración, denunciando la separación de nuestra región en un conjunto de “republiquetas”. Tesis que sostiene el argentino Jorge Abelardo Ramos en su libro La historia de la nación latinoamericana y que va de la mano con la idea de Nuestramérica de José Martí.

El grueso de su intervención se centró en un aspecto histórico jurídico: la inmunidad de jurisdicción y citó un documento elaborado por el Comandante Hugo Chávez titulado Ideas fundamentales para la Constitución Bolivariana de la V República, donde el retoma ese principio jurídico ya planteado en el siglo XIX, entrando en sintonía también con lo planteado en la Doctrina Drago.

En el derecho internacional público, la inmunidad de jurisdicción consiste en el deber que tiene los Estados de no enjuiciar a ningún Estado extranjero y el derecho de los Estados a no ser sometidos a juicio por otros Estados, ya que un tribunal extranjero no puede tener jurisdicción sobre un tribunal nacional. En esa línea, el profesor resaltó que en nuestra Constitución Bolivariana los acuerdos internacionales que firme la república pasan a formar parte del acervo normativo interno y tienen el rango de ley ordinaria, por tanto, no están por encima de nuestra constitución.

La participación del profesor fue un cierre muy pertinente porque permite tener en mente elementos jurídicos dentro de nuestra legislación a ser reivindicados ante una eventual rapiña por parte de los “fondos zamuro” -como le diríamos aquí, según el profesor-. No olvidemos que Venezuela siempre ha estado en el marco de una agresión permanente desde el momento en que hemos resuelto irnos deslindando de Estados Unidos y avanzando en la construcción de un nuevo orden económico, político, cultural, en fin, de otros modelos civilizatorios que garanticen la existencia humana en el presente y para las generaciones venideras.

A desacatar el imperialismo, es la consigna, como dijo Luis Bilbao en su intervención.

 

 

 

 

Anuncios