Escándalo e investigación en Colombia: Comienzan a conocerse los personajes de la narco novela de J.J. Rendón

j.j._rendn_colombia

J.J. Rendón

 

 

Bogotá, mayo 5 – La revelación de El Espectador sobre la mediación de J. J. Rendón —hoy asesor del presidente-candidato Juan Manuel Santos— con emisarios del narcotráfico que buscaban un sometimiento con la justicia en 2011, desató un escándalo político sobre el cual ya se anuncian investigaciones penales. Entre otras razones porque el capo Javier Antonio Calle Serna, alias Comba, le dijo a la Fiscalía que varios narcos hicieron una ‘vaca’ de US$12 millones que le entregaron a Rendón para que cabildeara esta propuesta. Una acusación que Rendón negó.Tal como lo informó el domingo este diario, en un documento de 109 páginas titulado “Agenda para solucionar el problema del narcotráfico y la violencia que genera” quedó consignado el proyecto de los máximos jefes de la mafia —Diego Rastrojo, los hermanos Comba, Daniel El Loco Barrera, Maximiliano Bonilla, alias Valenciano, Érikson Vargas, alias Sebastián, entre otros— para entregar rutas, bienes, dinero y desarmar sus ejércitos ilegales. En ese dossier en poder de El Espectador se lee que el “estratega general”, encargado del “control de daños, manejo de crisis y facilitador de las negociaciones” era J. J. Rendón.El columnista de la revista Semana, Daniel Coronell, también dio a conocer la acusación que Comba le lanzó desde Estados Unidos al controvertido estratega político. Según Coronell, cuando consultó a Rendón para preguntarle por este grave señalamiento, éste le dijo que trabajó gratis y que “si hubo plata de por medio se debió quedar en las manos de quien lo puso en contacto con los representantes de los narcos: el entonces alto consejero presidencial para asuntos políticos Germán Chica”. Cuando El Espectador dialogó con Rendón el viernes pasado, el asesor del presidente no mencionó a Chica, pero sí aceptó que ofició como mediador para canalizar esta correspondencia.

Fuentes enteradas de las minucias de esta propuesta de la mafia le confirmaron a este diario que el exasesor Chica tuvo una participación tangencial en el asunto: fue él quien puso en contacto al exguerrillero del Eln Francisco Galán —uno de los promotores de este proyecto de sometimiento— con J. J. Rendón. “Luego el presidente Santos le dio luz verde a Rendón para que avanzara en una exploración y le pidió a Chica apartarse del tema. Esto empezó a cocinarse una vez resultó elegido Santos en 2010. Se pensaron en dos nombres para hacerle llegar la propuesta a la Casa de Nariño: el esmeraldero Víctor Carranza o J. J. Rendón. Finalmente se escogió a este último”, señaló una de las fuentes.

José Mira Peña, Ricardo Villarraga Franco y José Ignacio Londoño Zabala oficiaron como los abogados representantes del 90% de las cabezas de la mafia en estos acercamientos. Así se lee en un documento que ellos le enviaron a la Fiscalía y que también conoció El Espectador. Londoño Zabala, más conocido como Nachito, fue acusado hace varios años por el capo Hernando Gómez Bustamante, alias Rasguño, como uno de los intermediarios para el ingreso de dineros del narcotráfico a la campaña presidencial de Ernesto Samper en 1994. Un señalamiento que ha sido desmentido por Londoño Zabala. Por lo pronto la Fiscalía se dispone a indagar qué pasó en esa frustrada negociación del gobierno Santos con la mafia y la acusación de Comba a J. J. Rendón de haber recibido US$12 millones.

Entre tanto, la tormenta política desatada por estos hechos promete no amainar pronto. Desde su cuenta de Twitter el expresidente Álvaro Uribe trinó: “Presidente Santos, ¿qué dice de este concierto para delinquir, dónde está el dinero de sus asesores?”. La candidata conservadora Marta Lucía Ramírez señaló sin rodeos, también en Twitter: “Qué mal huelen los acercamientos de los amigos del presidente Santos con Comba y los narcos. ¿Quién recibió los US$12 millones?”, y en carta dirigida ayer a Santos, le pidió desvincular a Rendón de la campaña. Por su parte, el candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, en un comunicado público, se despachó en críticas contra el jefe de Estado.

Entre otras cosas, Zuluaga preguntó si Rendón tenía facultades para adelantar estas negociaciones, por qué se ocultaron estos acercamientos en su momento, qué hizo Santos con “una información tan valiosa” y si seguirían “los señores Rendón y Chica manteniendo su cercanía a Palacio y al presidente después de las gravísimas revelaciones de los medios de comunicación”. El Espectador intentó comunicarse en repetidas oportunidades con el exasesor Germán Chica, hoy director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos, pero no fue posible. No obstante, al caer la tarde del domingo emitió un comunicado en el que señaló que denunciará a J. J. Rendón por sus afirmaciones.

Además, advirtió que lo dicho por el asesor de campaña de Juan Manuel Santos contiene “expresiones tendenciosas, malintencionadas y absolutamente irresponsables que ponen en riesgo mi integridad, mi seguridad personal y la de mi familia”. Al margen de estas acusaciones cruzadas, lo cierto es que la controversia aumenta con el paso de las horas y los coletazos políticos y judiciales aún están por verse. Queda claro que faltan muchas verdades por salir a flote en un escándalo que apenas comienza.

Anuncios