Monsanto: una fábrica que produce cáncer

image

El gigante de los transgénicos Monsanto se retira de la lucha por el viejo continente. Esta semana paralizó su solicitud a la Unión Europea (UE) para que apruebe sus nuevos avances tecnológicos, pero esto no significa que los europeos no deban temer por su salud.

Hoy en día el nombre de Monsanto se asocia principalmente con los OGM (organismos genéticamente modificados), pero un vistazo a la historia de la compañía muestra que su trabajo siempre estuvo conectado con esferas muy diferentes. Los efectos de su producción siguen sintiéndose en todo el mundo y en algunos casos la ciencia ya probó que tienen consecuencias extremadamente dañinas para el medio ambiente y para la salud humana.

1. SACARINA

En 1901 John Francisco Queeny fundó la compañía Monsanto Chemical Works en St. Louis, Missouri, para producir sustitutos del azúcar para la Coca Cola.

A principios de los 70 varios informes, incluido un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (EEUU), revelaron que la sacarina provoca cáncer en ratas y otros mamíferos.

2. PCB (BIFENILOS POLICLORADOS)

En la década de los 20 del siglo pasado, Monsanto empezó a producir los bifenilos policlorados, un elemento de líquido refrigerante para transformadores eléctricos, condensadores y motores eléctricos.

Medio siglo después, la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EEUU presentó pruebas de que los PCB producen cáncer tanto en animales, como en los humanos.

En 1979, el Congreso de EEUU impidió su producción. El Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes prohibió los PCB a escala mundial en 2001. En 2003, Monsanto pagó más de 600 millones de dólares a los residentes de Anniston (Alabama) donde se ubicó la fabricación de estos químicos, que trajo como consecuencia graves problemas de salud, como cáncer, enfermedades del hígado y asimismo neurológicas.

Según investigaciones realizadas en EEUU en 2011, este químico sigue apareciendo en la sangre de las mujeres embarazadas, mientras que otros estudios deducen un vínculo entre PCB y autismo.

3. POLIESTIRENO

En 1941 Monsanto se enfocó en el plástico y el poliestireno sintético para empaquetar los alimentos.

En los años 80, la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos lo situó como el quinto producto químico, cuya elaboración genera los residuos más peligrosos, pero aún se sigue fabricando.

4. ARMAS NUCLEARES Y BOMBA ATÓMICA

En el año de 1936, Monsanto adquirió Thomas & Hochwalt Laboratories en Ohio (EEUU) y lo transformó en su Departamento Central de Investigación.

Entre los años 1943 y 1945 este departamento coordinó sus esfuerzos con el Comité de Investigación de la Defensa Nacional de EEUU y se dedicó a la purificación y producción de plutonio, y a refinar las sustancias químicas que se usan como detonantes para armas nucleares.

5. DDT (DICLORO DIFENIL TRICLOROETANO).

En 1944 Monsanto fue uno de los primeros fabricantes del insecticida DDT, destinado a combatir los mosquitos transmisores de la malaria. Fue utilizado con intensidad para la fumigación en las actividades de agricultura.

A pesar de décadas de propaganda por parte de Monsanto, que insistió en que el DDT era seguro, finalmente sus efectos carcinógenos fueron confirmados y en 1972 fue prohibido en todo el territorio de EEUU.

Hoy en día se sabe que causa infertilidad y fallos en el desarrollo de los embriones.

6. DIOXINA

En 1945 Monsanto empezó a promover el empleo de los pesticidas químicos en agricultura y fabricó el herbicida 2,4,5-T, uno de los precursores del agente naranja que contiene dioxina. Las dioxinas se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales. Tienen elevada toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar al sistema inmunitario, interferir en las hormonas y, de ese modo, causar cáncer.

7. AGENTE NARANJA

En los años 60, Monsanto era uno de los fabricantes del agente naranja, destinado como arma química en la guerra de Vietnam.

Como resultado del uso del agente naranja alrededor de 400 mil personas fueron asesinadas o mutiladas, 500 mil niños nacieron con defectos y un millón de personas quedaron discapacitadas o sufrieron problemas de salud, entre ellos los efectivos estadounidenses también expuestos a la sustancia durante los ataques que realizaban.

Los informes internos de Monsanto muestran que la compañía estaba al tanto sobre las secuelas tóxicas del agente naranja cuando lo vendió al Gobierno de EEUU.

8. FERTILIZANTES A PARTIR DE PETRÓLEO

En 1955 Monsanto empezó con la práctica de hacer fertilizantes a partir del petróleo, tras comprar una refinería petrolera. El inconveniente es que estos “abonos” esterilizan la tierra, porque matan también a los microorganismos beneficiosos del suelo.

9. EL ASPARTAME

El aspartame es un edulcorante no calórico que es de 150 a 200 veces más dulce que el azúcar. Fue descubierto en 1965 por la multinacional farmacéutica G.D. Searl.

En 1985 Monsanto compró G.D. Searl y empezó a comercializar el edulcorante bajo la marca comercial de NutraSweet. En 2000 vendió la marca. NutraSweet se postula como el elemento que está presente en 5 mil tipos de productos y es consumido por 250 millones de personas en todo el mundo. Es declarado seguro para consumo humano por más de 90 países. En febrero de 1994, el Departamento de Salud y Servicios Sociales de EEUU publicó la lista de los 94 consecuencias adversas que la sustancia puede tener para la salud.

En 2012, basándose en los datos del Instituto Ramazzini (Italia) que lograron probar los efectos carcinógenos de NutraSweet en ratas, la Comisión Europea solicitó comenzar un nuevo proceso de revaluación de este compuesto.

10. HORMONA DE CRECIMIENTO BOVINO

La somatotropina bovina recombinante (rBGH) –también conocida como la hormona de crecimiento bovino– es una hormona modificada genéticamente por Monsanto, la cual se inyecta en las vacas lecheras para aumentar la producción de leche.

Según varias investigaciones, sobre todo europeas, existe un vínculo entre la leche rBGH y el cáncer de mama, de colon y de próstata en seres humanos.

Se destaca que el producto causa los efectos más graves en los niños por dos simples razones: toman más leche que los adultos y tienen menor masa corporal que puede procesar los contaminantes de este alimento.

La hormona está prohibida en Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Israel, la UE y Argentina.

RUSSIA TODAY
ILUSTRACIÓN ETTEN CARVALLO

Tomado de: http://www.ciudadccs.info/?p=478095

Anuncios