Espionaje, imperialismo y control

 

CIA_USA_media_control

 

Tobías Rímoli

Rebelión

 

 

Seguridad Informática en la agenda internacional

 

Por Seguridad Informática se entiende al área de la informática que se enfoca en la protección de la infraestructura computacional, lo relacionado con ésta y, especialmente, la información contenida o circulante.

 

En esta nota nos abocaremos a analizar este tema tomando en cuenta la situación soberanía de la región sobre su información electrónica.

 

Con el surgimiento de la fibra óptica y de los teléfonos móviles, a fines del siglo XX, las escuchas e intervención en las comunicaciones exigen medios técnicos poco sofisticados y una débil complicidad de las compañías de telecomunicaciones.

 

Si bien ni el desarrollo de Internet ni el importante sistema de espionaje de EE.UU. son noticia, estos temas volvieron a ocupar un importante lugar en la agenda internacional cuando el ex-agente de la Agencia de Seguridad de Estados Unidos (NSA), Edward Snowden, huyó de su país con información de las bases de datos de la NSA, anunciando que el gobierno de los Estados Unidos tiene amplio acceso a la información online de cualquier persona, ya fuera a través de mensajes de correo electrónico, redes sociales o buscadores.

 

La causa de Snowden viene unida a la de Julián Assange, Presidente de “Wikileaks”, ONG que se encarga de difundir a través de su página web y de diversos diarios, documentos filtrados de las bases de datos clasificadas como “Top-secret” de los gobiernos. Esta organización si bien fue lanzada en 2008, recién ha tomado trascendencia internacional en el año 2.010 con la publicación de un video en donde se ve cómo soldados estadounidenses disparan desde un helicóptero a un reportero , a su ayudante, a nueve personas armadas y a otras personas que se acercaron a socorrer a los heridos. Ninguno de ellos hizo el amago de atacar al helicóptero, ni siquiera lo podían ver. Posteriormente, Wikileaks difundió infinidad de documentos secretos redactados desde el campo de batalla en la Guerra de Irak donde también se observan actitudes moralmente cuestionables, y además publicó documentos enviados desde las embajadas de EE.UU. en distintos países del mundo hacia Washington, donde se pudieron conocer sus estrategias políticas, análisis de coyuntura y los aliados locales de cada país.

 

Al momento en que finalizó la redacción de este documento, los datos filtrados por Snowden aún no fueron publicados, algo que se sabe inminente.

El gobierno norteamericano desconoce qué información ha recopilado el ex-agente que ahora goza de un asilo temporal de un año en Rusia.

 

Pero… ¿Cómo es posible que el gobierno estadounidense tenga la capacidad de leer nuestros mensajes de correo electrónico, ingresar a cualquier usuario de Facebook, Twitter, conocer datos de búsquedas en Google y direcciones IP de casi cualquier lugar del mundo?

 

Para encontrarle respuesta a ello debemos remontarnos a los inicios del desarrollo de Internet y las telecomunicaciones, y empezar a analizar las cuestiones políticas que fueron digitando su expansión.

Desarrollo de Internet

 

Durante la guerra fría el gobierno estadounidense tuvo la necesidad de establecer una red descentralizada para articular la información de sus espías ubicados alrededor del mundo, y así conocer rápidamente de los movimientos de la URSS.

 

La Agencia de Proyectos de Investigaciones Avanzadas para la Defensa (DARPA), perteneciente al Gobierno de EE.UU., realizó investigaciones que motivaron el desarrollo de redes que generaron en el año 1.969 un primer esbozo de Internet, denominado DARPANET. En esta red se conectaron cuatro ordenadores situados en la UCLA, UCSB, el Stanford Research Institute y la Universidad de Utah.

 

A partir del año 1.987 empezó la gran expansión, debido en parte a que el año anterior se creó la NSFNET, que estableció cinco centros de supercomputadoras para proveer un alto poder de procesamiento. Recién en esta época se incorporan a Internet diversas redes de Europa.

 

Eran años de incertidumbre ya que nadie había ideado la red para los fines y las dimensiones que se estaban alcanzando, y los responsables se veían desbordados. Durante esos años se reforzaron las redes dorsales y se ideó el WWW (World Wide Web, Red Mundial) .

Ingreso de Internet en América Latina

 

Las conexiones iniciales fueron experimentos académicos, muchas veces inconclusos. Estas conexiones eran temporales y realizadas a través de una simple línea telefónica.

 

El desarrollo de Internet y de las telecomunicaciones en la mayoría de los países latinoamericanos no fue pensado desde una perspectiva federal, soberana y de desarrollo. Los gobiernos estuvieron ausentes y el lucro empresarial determinó las conexiones, que se fueron uniendo a la red central desplegada desde Estados Unidos.

 

Pero… ¿Por qué nuestra región tuvo tan poco que ver con este desarrollo?

 

El poder en América Latina

 

A lo largo de la historia, los principales movimientos y organizaciones sociales latinoamericanos fueron de tinte nacionalista e impulsaron proyectos de desarrollo endógeno, sin embargo fueron terriblemente perseguidos y exterminados por el poder coercitivo de las armas y el capital.

 

En tal sentido, la historia del poder en América Latina -salvo algunas cortas experiencias- es la historia del consenso con la metrópolis.

 

La región, dividida, explotada y desguazada por la dominación española, luego fue víctima del colonialismo anglo francés y finalmente del estadounidense, el cual se impuso fuertemente con la política del “Big Stick”. Posteriormente, durante la guerra fría, América Latina fue incorporada al esquema Pro-capitalista.

 

Los diferentes actores que conformaban el poder fáctico de colonialismo se encargaron de formar repúblicas de estilo “bananera” en la región.

 

La idea era consolidar los lazos de dependencia política y económica a través del establecimiento de economías exclusivamente primarias en Latinoamerica, con la consecuente dependencia de las valiosas manufacturas del extranjero.

 

La división internacional del trabajo consolidó la dependencia tecnológica y científica en nuestros países. Por este motivo, fuimos totalmente ajenos al desarrollo de Internet y las telecomunicaciones.

 

A continuación se adjunta un mapa que demuestra la distribución mundial de las exportaciones de bienes de alta tecnología (Año 2.003)

mapa1 

 

Dimensiones de la observación

 

Según la poca información que han podido proporcionar Snowden y otros analistas de la NSA, esa Agencia posee un programa secreto que permite a los analistas monitorear en tiempo real y sin autorización previa datos privados en Internet.

 

Además se han podido conocer los programas usados para filtrar y recopilar la información de las empresas de telecomunicaciones, ellos son: Blarney, Fairview, Oakstar, Lithium y Stormbrew, entre otros.

 

La Agencia de Inteligencia estadounidense también puede acceder a las conversaciones de cada persona en las redes sociales o historiales de navegación, así como saber las direcciones IP de cualquier persona que ingrese en cualquier sitio web.

 

Utilizando el programa Xkeyscore, los trabajadores de la NSA pueden extraer enormes bases de datos. Y solo deben rellenar un formulario que da amplia autorización para la búsqueda, que no es revisado por ninguna autoridad interna. Éste es el “programa más amplio” del sistema de esa agencia de inteligencia y reúne “casi todo lo que un usuario normal hace en Internet”, incluyendo el contenido de los correos electrónicos, qué sitios web visita, las búsquedas, chats y redes sociales, así como sus meta datos.

 

Snowden también reveló la existencia del programa PRISM, que incluye a empresas como Google, Facebook y Skype, entre otras.

 

Declaraciones de funcionarios y ex-funcionarios que han ayudado a construir los sistemas de vigilancia han explicado que la observación se lleva a cabo en más de una docena de lugares en los principales nodos de Internet en EE. UU.

Flujos de información y la importancia política del espionaje

 

Así como la República de Turquía potencia su importancia geoestratégica al pasar a través de ella los principales oleoductos que conectan Europa con oriente, los cables que conectan los Servidores de las páginas web con los usuarios de las mismas adquieren una gran importancia, no sólo por su peso geoestratégico, sino también por la capacidad de observar la información que fluye a través de ellos.

 

A continuación se adjunta un mapa con las principales conexiones de fibra óptica a nivel mundial:

 mapa2

Otro factor muy importante a tomar en cuenta es la ubicación de los servidores, ya que ellos interactúan con los usuarios y almacenan su información.

 

Para tomar una dimensión de la realidad, en toda Sudamérica hay 43.552.918 servidores, mientras que en EE.UU. existen más de 498.000.000, dentro de los que se incluyen los de Microsoft, Facebook, Twitter, Google, AOL, Yahoo!, PalTalk, YouTube y Apple, por ejemplo.

 

En el siguiente mapa mundial , se observa un azul más oscuro donde se alojan mayor cantidad de páginas web:

 

 mapa3

 

Un ejemplo de los lazos de dependencia informática de Latinoamérica con Estados Unidos sería el siguiente: Un mail enviado entre dos ciudades limítrofes de Brasil y Perú, por ejemplo entre Río Branco, capital de Acre, y Puerto Maldonado, va hasta Brasilia, sale por Fortaleza en cable submarino, ingresa a Estados Unidos por Miami, llega a California para descender por el Pacífico hasta Lima y seguir viaje hasta Puerto Maldonado, a escasos 300 kilómetros de donde partió.

 

Como vemos, estos son los factores que permiten el espionaje desde Estados Unidos, que se traducen claramente en una soberanía perdida a favor de ese país. Ahora… ¿Qué utilización hace de este poder extraordinario?

 

Desde el gobierno norteamericano justifican esta observación con el pretexto de la lucha contra el terrorismo internacional. Excluyendo de la discusión qué se entiende como “terrorismo”, esta es una utilización lo suficientemente probada. Sin embargo, el abanico de posibilidades de intervención que se abre al tener este “lente de rayos X de las comunicaciones”, parece infinito.

 

Gracias a una orden judicial en favor del derecho de los ciudadanos a conocer la información pública y a la libertad de información, vio la luz un documento del año 2.008, que semestralmente el Gobierno estadounidense envía a su Congreso, donde se habla de información estadística recogida por los servicios de inteligencia de que deberían examinarse con mayor profundidad para establecer “patrones, tendencias o causas subyacentes con más amplias implicaciones”. Los propios miembros del Congreso de Estados Unidos pueden leer una versión de los informes sin editar, pero en un cuarto con seguridad especial, sin poder tomar notas o hablar públicamente de lo que leen.

 

Vemos de esta manera que no solo intentan evitar los atentados terroristas, sino que hacen una utilización de ese poder que tienen sobre las redes y realizan detallados análisis sociológicos del resto del mundo, herramienta que le permite trazar con una perfecta precisión su poderosa política exterior, caracterizada por ser sumamente activa.

Multipolaridad mundial

 

Con la caída del muro de Berlín y la disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), algunos intelectuales se apresuraron a anunciar “El fin de la historia” que “significaría el fin de las guerras y las revoluciones sangrientas, los hombres satisfacen sus necesidades a través de la actividad económica sin tener que arriesgar sus vidas” en batallas ideológicas. La única opción viable sería la democracia liberal tanto en lo económico como en lo político. Se constituye un pensamiento único: las ideologías ya no son necesarias y han sido sustituidas por la economía. Esta visión ha sido expresada por miles de políticos, periodistas, empresarios y economistas.

 

Sin embargo, los atentados del 11 de septiembre de 2.001 contra las Torres Gemelas del “World Trade Center” de Nueva York y contra “El Pentágono”, demostraron que ese liderazgo que parecía inmaculado, era lo suficientemente vulnerable como para destruirse desde su propio corazón. La consecuente Guerra de Irak no hizo más que demostrar que la teoría del fin de las guerras no era más que tinta sobre un papel.

 

Luego de la caída de la URSS, el mundo no tardó mucho tiempo en empezar a formar nuevos liderazgos. La progresiva irrupción de distintos bloques económicos da cuenta de un escenario multipolar. El eje compuesto por las economías más desarrolladas (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Japón) ya no conforma el único factor de poder. Las transformaciones operadas en el tablero geopolítico mundial incluyen el creciente peso de los BRICS. La denominación del grupo responde al acrónimo de los cinco países que lo conforman: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Estos países representan el 42% de la población mundial, el 18% del PBI global y además ostentan el 35% de las reservas internacionales.

 

Hoy día, si bien los Estados Unidos conservan su posición hegemónica en el contexto global, estos nuevos polos de poder crecen año a año sin detenerse.

La UNASUR en el escenario internacional

 

Como mencionamos, Brasil es uno de los países emergentes que vienen creciendo a tasas muy altas, y es una de las naciones que más pujan hacia un mundo multipolar. Pero pensar a Brasil como un país independiente del resto de América del Sur significaría caer en un error de comprensión.

 

La construcción de una herramienta que integre y desarrolle a la gran Nación Americana fue un sueño de nuestros libertadores y de los diferentes movimientos de liberación que siempre han labrado por ella. América guarda en su historia reciente un proceso que demuestra en hechos de que por más poderosos que fueran los intereses que se le contrapongan, cuando los pueblos avanzan unidos no hay nada ni nadie que los detenga.

 

Desde finales del año 2.004 existía ya la determinación de todos los gobiernos suramericanos de crear un organismo que unifique políticamente la región y busque integrarla y desarrollarla definitivamente. Por tal motivo, en el año 2.008 se firmó el Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). Dicho tratado entró en vigor a principios de 2.011 y, por el grado de desarrollo del mismo, su especificidad y operatividad, podríamos considerar que ha sido la herramienta que más ha ayudado a la integración, complementación y concertación política de Sudamérica hasta la fecha, destacando además su corto tiempo de existencia.

Latinoamérica como resguardo de la verdad

 

A lo largo de la historia, América -y especialmente América Latina- fue tomada como un territorio en donde se admitían libremente a personas de todas las razas, culturas, religiones y pensamientos.

 

Cabe recordar el enorme caudal de inmigrantes que fueron recibidos por la región durante las guerras mundiales, y cada vez que Europa se encontró en declive, la tendencia siempre fue emigrar para “hacerse la América”.

 

El gran crecimiento poblacional de China, Corea y otros países asiáticos provocó un deterioro de las condiciones de vida, cosa que también motivó la emigración hacia nuestro continente, desde el cual se los recibió y recibe con los brazos abiertos.

 

Sin embargo, esta actitud latinoamericana se ha pronunciado con la consolidación de gobiernos de postura “anti-imperialista” en la región, al aceptar e invitar a que habiten sus tierras a los perseguidos políticos de los países que conforman el sistema de relaciones de EE.UU.

 

La postura política de estos gobiernos latinoamericanos ha sido menospreciada por muchos mandatarios y magnates de occidente, anunciando que si la región continúa por esta senda es porque ellos así lo permiten. Sin embargo, los hechos que a continuación desarrollaremos les resultaron un llamado de atención de que la región está dispuesta a plantarse ante los estados más poderosos del mundo y jugar fuerte en el escenario político internacional.

 

El caso de Julián Assange

 

Como mencionamos previamente, Assange encabeza la Organización “Wikileaks” que él mismo creó. Ésta ha difundido infinidad de documentos secretos del gobierno y de las FF.AA. estadounidenses que revelan temas sumamente escabrosos.

 

A días de realizarse la publicación en la página de la ONG de 77.000 cables diplomáticos estadounidenses, que revelaban comunicaciones entre Washington y sus embajadas, se produce en Suecia una orden de arresto contra el activista por acoso sexual, pero es cancelada horas mas tarde por falta de pruebas que lo incriminen.

 

Ya en octubre de 2.010, dos meses después de la orden de arresto cancelada, Wikileaks continúa difundiendo información filtrada y da luz a 400.000 informes militares de la Guerra de Irak que fueron realizados entre el 2.004 y el 2.009. Luego se publican 250.000 nuevos cables diplomáticos.

 

Se reavivan las acusaciones contra Assange y la fiscalía sueca envía una orden de captura internacional so acusación de violación, acosos sexuales y coacción.

 

Un juez británico dicta la extradición de Julián a Suecia, ya que se encontraba dentro de su país. Medida apelada por el activista, pero que finalmente es reafirmada por la Corte Suprema británica.

 

Assange se refugia en la embajada ecuatoriana en Londres y pide asilo político que le es concedido. Reino Unido no concede el derecho internacionalmente reconocido al salvoconducto y ha amenazado con violar la soberanía ecuatoriana y capturar al militante dentro de la embajada.

 

Ahora… ¿Cómo la acusación de un delito penal se traduce en un asilo político de Ecuador?

No hace falta ser muy ducho en la materia como para dar cuenta de que la intención es apresar al hombre para detener la publicación de más documentos confidenciales y hacerlo pagar por el desgaste político producido por su accionar. Dejándose ver la posibilidad de que luego de la extradición a Suecia, posteriormente se lo enviará a EE.UU., donde sería juzgado por delitos de espionaje (cuya pena puede ser la muerte).

 

Es en este punto, al conceder el asilo político, donde el Gobierno de Ecuador encabezado por Rafael Correa -máximo representante de la “Revolución Ciudadana”-, con los valores, el derecho y la soberanía como estandarte, toma una decisión sumamente importante que lo hace empezar a jugar en un escenario internacional que históricamente fue limitado a las grandes potencias económicas y militares.

 

El caso de Edward Snowden y el secuestro de Evo Morales

 

Al hablar de la irrupción de América Latina como bastión defensor de la verdad y la libertad de información, no debemos dejar de mencionar el caso de Edward Snowden, un tema que tratamos por arriba en el inicio del documento.

 

Como dijimos, este hombre ocupó las filas de la NSA y además de empresas de comunicaciones. Recopiló información de sus bases de datos durante un tiempo y huyó de su país con esa información, denunciando a la comunidad internacional el nivel de espionaje del gobierno estadounidense en las comunicaciones globales.

 

Snowden viajó inicialmente desde Hawai hacia Hong Kong. EE.UU. pidió la extradición al gobierno de dicha ciudad, pero Ecuador que anunció recibir un pedido de asilo político del ex-agente le entregó un “documento de refugiado de paso” que le permitió viajar hacia Rusia. Allí, luego de aguardar más de un mes varado en el Aeropuerto de Moscú con su pasaporte estadounidense revocado, y de comprometerse ante el Presidente ruso Vladimir Putin de “no dañar la imagen de Estados Unidos”, recibió un certificado de asilo temporal por el lapso de un año de la ex-URSS.

 

Pero más allá de la pequeña pero importante participación de Ecuador en permitir el viaje Hong Kong – Moscú de Snowden, la región ha actuado fuertemente a favor de su protección.

 

Cuba ha tenido contacto con el ex-analista y su territorio era el destino final de su escala en Rusia, pero sin embargo -por las terribles presiones estadounidenses- el pequeño Estado terminó desistiendo.

 

El 1° de julio de este año, Edward aún se encontraba en el Aeropuerto, cuando el Presidente boliviano Evo Morales viajó a Rusia para participar en el Foro de Países Exportadores de Gas y para sostener una reunión con su homólogo, Putin.

Al día siguiente, en el vuelo de vuelta, cuando su avión se encontraba pronto a cruzar Francia, éste país le prohibió el sobrevuelo sobre su territorio. Rápidamente el piloto solicitó permisos a Portugal, Italia y España, pero todos les fueron denegados. La vida de los pasajeros se puso en riesgo hasta que Austria permitió el aterrizaje de emergencia.

 

El ministro de Defensa boliviano, Rubén Saavedra enunció que: ”La decisión de los cuatro gobiernos de Francia, España, Portugal e Italia es una acción coordinada, y que además reciben una instrucción de Estados Unidos”.

 

Este bloqueo fue resultado de las sospechas de los servicios de inteligencia norteamericanos de que Evo Morales lleve en su avión a Snowden. Evidentemente estas sospechas fueron descartadas cuando al aterrizar en Austria el ex-agente no se presentó y, por el contrario, se lo siguió viendo en el Aeropuerto de la capital Rusa.

 

Finalmente Evo Morales pudo volver en su avión a Bolivia, pero esta actitud le trajo un fuerte revés a los gobiernos implicados, no sólo por la condena pública internacional, incluyendo la de la ONU y la UNASUR, que se reunió de urgencia, sino por la consecuente reacción latinoamericana que –en palabras de Evo- “Como justa protesta quiero decirles a los europeos y a los norteamericanos que ahora más bien vamos a dar asilo si nos pide ese norteamericano perseguido por sus compatriotas. No tenemos ningún miedo”. Esta fue una posición que fue replicada por Venezuela y Nicaragua, ofreciendo -todos- el asilo al ex-agente.

 

Al mes siguiente Rusia le concedió el asilo temporal, aunque el hombre muestra intenciones de exiliarse en Venezuela. Tarea nada fácil tomando en cuenta la experiencia de Morales y los 9.950 Km. que separan ambos países.

 

Detención de David Miranda y protestas formales de Brasil

 

El pasado 18 de agosto, el brasilero David Miranda, compañero del periodista estadounidense Glenn Greenwald, a quien Snowden le entregó varios de los documentos sobre el espionaje electrónico y telefónico de EE.UU. en todo el mundo, fue detenido durante 9 horas en el Aeropuerto de Londres so justificación de aplicación de una ley contra el terrorismo.

 

Greenwald denunció que las autoridades británicas le quitaron a Miranda su teléfono celular, computadora portátil, varios pen drive y otros objetos.

 

El ministerio brasileño de Relaciones Exteriores emitió una nota en la que se quejo de que se trata “de una medida injustificable por involucrar a un individuo contra el cual no pesa ninguna acusación”.

 

Además del reclamo gubernamental a Inglaterra por esta detención arbitraria, Brasil también repudió fuertemente la “interceptación electrónica” que realiza Estados Unidos y sostuvo diálogos bilaterales sobre ese tema con el Jefe de Estado y el vicepresidente de aquel país.

 

Vemos cómo los países de América Latina están dejando de ser meros testigos de la política internacional y empiezan a intervenir activamente con el peso que ellos mismos deben saber asumir.

La independencia informática a través de la UNASUR

 

Lograr una autosuficiencia científico-tecnológica es uno de los caminos para lograr una definitiva independencia de los centros de poder mundial. Y en ella la UNASUR juega un rol fundamental, no sólo por la capacidad que brinda de generar cadenas de producción más allá de las fronteras internas del subcontinente, o de eliminar la competencia entre hermanos y empezar a competir internacionalmente, sino que significa además el tener una unidad política que permita formar fondos comunes para lograr el desarrollo de la ciencia y la tecnología en la región. En ese sentido, recientemente el Consejo de Jefas y Jefes de Estado y/o Gobierno del organismo ha creado un órgano interno denominado Consejo Suramericano de Ciencia, Tecnología e Innovación, a través del cual se aspira a potenciar el sector.

 

Otra de las formas en que la UNASUR aspira a romper los lazos de dependencia que unen su sistema informático y tecnológico con el exterior es mediante la construcción de un mega-anillo de fibra óptica que pondrá fin a la dependencia de Internet con EE.UU. (el 80% del tráfico internacional de datos de América Latina pasa por EE.UU., el doble que Asia y cuatro veces el porcentaje de Europa).

 

Esta obra también logrará disminuir la vulnerabilidad de la región en caso de atentados, así como en cuanto al secreto de los datos oficiales y militares, promover que los doce países tengan un acceso igualitario a la web y disminuir los costos (tres veces mayores que los que se pagan en EE.UU.).

 

El anillo tendrá una extensión de 10 mil kilómetros y ya estará construido para el año 2.015. Éste será gestionado por las empresas estatales de cada país.

 

A continuación enseña un mapa de Sudamérica con el recorrido del cable:

 

 mapa4

 

Además de esta estructura, se crearán puntos de intercambio de tráfico en las fronteras, de los que podrán colgarse las empresas para difundir Internet.

 

El MERCOSUR denunció las violaciones en la Seguridad informática ante las Naciones Unidas y está impulsando en este organismo diversos proyectos para lograr una democratización global de Internet. Nuevamente le toca a la región ser defensores mundiales de la democracia e igualdad.

América Latina tiene en su unidad política la clave para lograr liberarse, desarrollarse y potenciarse; está en sus pueblos mantener esta idea y pujar siempre para el lado de la Patria Grande.

 

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=173373

Anuncios