La legión de la decencia

Legion de la decencia 001

La Legión Nacional de la Decencia era una organización dedicada a identificar y combatir contenido objetable desde el punto de vista de la Iglesia Católica en los Estados Unidos, en el cine. *

En vista de la inmensa importancia que el cine se ha asegurado en la sociedad moderna, una de las metas primordales de la Iglesia Católica norteamericana ha sido la de controlar una industria cuyo poder para influir en las masas es inigualable. Pío XI escribió una encíclica sobre el asunto, Vigilante Cura, publicada en 1936. Habiendo comprendido el poder de las películas para influir en los millones la jerarquía católica norteamericana decidió intervenir, porque como expresó Pío XI, la cinematografía con su propaganda directa asume una posición de influencia imponente.

sello-inquisicion
El deber de los católicos era boicotear las películas, los individuos y las organizaciones que no se ajustaran a los principios de la Iglesia. La Legión para la Decencia fue calurosamente alabada por el mismo Papa: Debido a su vigilancia y debido a la presión que se ha efectuado sobre la opinión pública, la cinematografía ha mostrado mejoras (Vigilante Cura).

En 1927 la presión era tan intolerable que ciertos productores sometían los guiones a la Conferencia Nacional Católica de Bienestar para la aprobación de mensajes y escenas antes de empezar el rodaje.

La Legión para la Decencia asumió ese nombre en 1930. Ese mismo año redactaron el Código de Producción, que los jesuitas Daniel A. Lord y Martin Quigley presentaron a la Asociación de Productores de Cinematográficos. El Código estaba destinado a aconsejar a los productores qué filmar y qué no filmar, a advertir lo que la Iglesia Católica aprobaría y lo que boicotearía.

optimized-linda-darnell-forever-amberEn algunas ocasiones la Legión para la Decencia, al condenar ciertas películas antes o durante la producción, causó importantes pérdidas a las productoras cinematográficas y a los actores. Esto ocurrió cuando la Iglesia Católica a través de la Legión para la Decencia, condenó la película Forever Amber, que había costado cuatro millones de dólares.

Siguiendo esta evaluación negativa de la Legión, numerosos obispos en todos los Estados denunciaron la película y, como informó la revista Variety en diciembre de 1947, algunos exhibidores solicitaron rescindir sus contratos. Después de ganar más de 200.000 dólares en la primera quincena de exhibición, los ingresos de la película cayeron considerablemente, debido a la censura. La 20th Century Fox Company tuvo que apelar a la jerarquía católica de Estados Unidos que impuso condiciones, supuestamente para preservar la moral católica. La compañía tuvo que someterse a los cambios impuestos por la Legión para la Decencia a fin de quitar a la película de la lista de condenadas. La productora no sólo tuvo que apelar al Tribunal católico para que revisara la decisión según los criterios católicos, sino que, además, el presidente de la corporación, Spyros Skoura, tuvo que pedir disculpas por las primeras declaraciones de ejecutivos de Fox criticando a la Legión por condenar el film.

Monsieur-VerdouxAsí una gran multinacional cinematográfica tuvo que someterse a un tribunal establecido por la Iglesia Católica, situándose por encima de los tribunales de Estados Unidos, juzgando, condenando y estipulando, no según las leyes del país, sino según los principios de una Iglesia que, gracias al poder de sus organizaciones, puede imponer sus criterios y, por consiguiente, indirectamente, influenciar a la población no católica.

El caso de la Fox no fue el único. Hubo otros no menos notables. Para citar un caso similar: durante este mismo período la compañía Loew reiteró el despojo hollywoodense de los diez escritores, directores y productores comunistas prohibiendo la película más brillante de Chaplin, Monsieur Verdoux, en sus 225 cines de Estados Unidos después de una protesta de los Veteranos de Guerra católicos porque el trasfondo de Chaplin es antinorteamericano y porque él no ama a los Estados Unidos de América. Poco antes, la Legión Católica para la Decencia forzó la suspensión temporal de The Black Narcissus, una película británica que reflexionaba sobre las monjas católicas.

Black-Narcissus-Sister-Ruth-Unstable

*Nota agregada por el equipo de Kinkalla.

Fuente: HEMEROTECA REVOLUCIONARIA

http://porthos-athos.blogspot.com/2012/06/vaticano-el-mas-siniestro-puntal_16.html

Anuncios