Rajoy califica de imprescindibles los recortes aunque reconoce que daña al pueblo

El presidente de España, Mariano Rajoy, sostuvo este lunes que si bien las medidas de ajuste hacen “daño a muchas personas, son absolutamente imprescindibles” para la recuperación y creación del empleo, a pesar de que los planes económicos de su gobierno y el anterior del Partido Socialista Obrero Español(PSOE) han llevado  el índice de desempleo al 25 por ciento.

“Las medidas que hemos tomado no son solo para reducir el déficit. Hoy nuestro principal problema no es el déficit, sino la financiación. Las medidas que hemos tomado son difíciles de comprender, y explicar, pero son imprescindibles para crear riqueza en el futuro”, afirmó Rajoy durante una conferencia de prensa conjunta con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien está de visita por el país.

El Jefe de Gobierno español aseguró que no “son solo medidas para reducir el déficit sino que son estructurales” y apuntó que si no se hubiesen hecho recortes y aumentado los impuestos (medidas que contradicen lo que dijo en la campaña), la situación sería “infinitamente peor y habría llevado al país a recibir un rescate total”.

Rajoy afirmó que aún quedan momentos “muy difíciles, pero lo peor ha pasado”. Indicó que ya se sabía que “este año iba ser malo, pero  2013 será mejor y en 2014  volveremos a crecer” ya que se “están poniendo las bases para el futuro con reformas de mucho calado que en un primer momento no producen crecimiento pero si más adelante”.

Por otro lado, resaltó que hay “algunos datos que son buenos como que España tenga una balanza positiva con la zona euro, algo que nunca había ocurrido, y siempre que el país se abre al exterior le ha ido bien”, a pesar de que el grueso de la deuda española proviene de prestamos de bancos de otros países.

Rayoy, quien este martes cumple un año en el gobierno, aplicó un importante plan de ajuste para que la troika (Banco Central Europeo, Comisión Europeo y Fondo Monetario Internacional) le prestara 100 mil millones dólares a España.

El ajuste significó una reducción del gasto de 83 mil millones de dólares. Entre las medidas se destacan la rebaja en un 5 por ciento y congelación de los salarios de los funcionarios públicos, el aumento del Impuesto al Valor Agregado(IVA), la privatización de empresas públicas y reforma laboral para abaratar el costo laboral y despido.

Esto derivó en un aumento de la pobreza a un 22 por ciento, mientras que la desocupación escaló a 25 por ciento y llegó a 50 entre los jóvenes. Además se estima que para 2012 el producto bruto interno español se contraerá un 1,6 y se prevé que para el 2013 lo haga un 0,5 por ciento.

teleSUR-elpais-lavanguardia-efe/bs – FC
Anuncios