Protestan contra lecciones de tortura en Escuela de las Américas

Activistas estadounidenses manifestaron pacíficamente durante tres días en las inmediaciones de la institución de Fort Benning, sede de el Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad, conocido anteriormente como Escuela de las Américas, por las lecciones de tortura que imparte a los alumnos de varios países de América Latina.

Durante la protesta, los manifestantes exigieron el cierre de la institución, donde el Ejército estadounidense entrena a ciento de soldados procedentes de Latinoamérica, denunciaron los activistas.

Los manifestantes también realizaron otras actividades, desde talleres, cine y charlas, hasta conciertos y actuaciones artísticas para informar sobre la cobertura al aprendizaje de técnicas de tortura en Fort Benning.

Todas estas actividades es “con el fin de denunciar y de hacer que el mensaje de paz pueda ser trasladado a las nuevas generaciones”, indicaron.

Muchos de los activistas piensan que “el Gobierno estadounidense busca excusas en materia de seguridad para influir en los Gobiernos extranjeros e imponer su política militarista”, manifestaron.

Asimismo, consideraron que esos militares graduados en la antigua Escuela de las Américas regresan a sus países, donde luego “cometen violaciones de los derechos humanos utilizando las terribles técnicas aprendidas aquí”.

Los manifestantes dicen que no descansarán hasta que las puertas de la Escuela se “cierren para siempre”.  El objetivo de la “‘Escuela de la muerte’ es la guerra contra los pueblos latinoamericanos”, concluyeron los activistas.

Mario Ávila, un superviviente de las torturas practicadas en Guatemala comentó a una agencia de noticias internacional que en 1969 “me secuestraron la primera vez, fui torturado ante asesores estadounidenses, eso pasaba mucho durante esa época en Guatemala”.

Comentó que ahora en la Escuela de las Américas “se habla de terrorismo (…) Si tú luchas, por ejemplo, para que las mineras no contaminen tu país, eres un terrorista”, denunció.

Estados Unidos no sólo da lecciones de tortura sino que también las aplica tanto dentro como fuera de sus fronteras por personal del Gobierno estadounidense.

En la actualidad han salido a la luz pública las torturas utilizadas por el Ejército de los Estados Unidos en su “lucha” contra el terrorismo. Las autoridades estadounidenses justifican las técnicas de tortura como la aplicación de las directivas de contrainteligencia de las fuerzas militares y los servicios de seguridad exterior de esa nación contra este flagelo.

Estas técnicas, sin embargo, también fueron utilizadas durante varias dictaduras latinoamericanas como parte de sus políticas represivas contra partidos políticos disidentes y la población reclusa y civil en general.

teleSUR-RT/kg – FC
Anuncios