En el camino…

El viaje de los migrantes centroamericanos a través de México

TONI ARNAU, EDU PONCES Y EDU SOTERAS

Cada año, cerca de 500.000 centroamericanos indocumentados atraviesan México rumbo a Estados Unidos, según datos del Instituto Nacional de Migración. Esa cifra, la que habla de la multitud que compone esta romería, es la menos escandalosa en medio de esta crisis humanitaria.

Según aseguró Amnistía Internacional en un reciente informe sobre la situación de estos viajeros, el 60% de las mujeres indocumentadas sufre algún tipo de agresión sexual. La Comisión Nacional de Derechos Humanos reveló en su informe especial de 2009 que casi 10.000 indocumentados habían sido secuestrados, principalmente por Los Zetas, durante los seis meses que duró la recolección de datos para el informe. Las mismas autoridades responsables del documento reconocieron que la cifra se quedaba corta, pues respondía a la poca disponibilidad de personal encuestador. En los datos recogidos por el investigador Rodolfo Casillas, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), queda muy claro que miembros de todas las corporaciones policíacas han asaltado a indocumentados y que un migrante puede sufrir dos y hasta tres vejaciones en su camino. Un camino de más de 5.000 kilómetros, un viaje como polizón en más de ocho trenes que van dejando mutilados por las vías.

Desde noviembre de 2008 hasta noviembre de 2009, tres fotógrafos de Ruido Photo, un cronista del periódico digital salvadoreño El Faro y una documentalista salvadoreña graduada en la Escuela de Cine y Televisión de San Antonio de Los Baños (Cuba), recorrieron este camino con los indocumentados centroamericanos. De un río a otro; del Suchiate en el sur al Bravo en el norte. Desde los prostíbulos de la trata alrededor de Tapachula hasta los ejidos del desierto allá en Sonora. El proyecto mismo enunciaba en su título la metodología de trabajo: “En el camino”. Estos periodistas viajaron como polizones en los trenes, durmieron en los albergues para los indocumentados, se toparon con el miedo que generan Los Zetas y recorrieron las veredas de violaciones, asaltos y asesinatos que cada día atraviesan decenas de centroamericanos.

 

Fuente: RUIDO Photo

RUIDO Photo es una organización integrada por fotógrafos, periodistas y diseñadores, que entiende el documentalismo como una herramienta de reflexión y transformación social. Es una plataforma desde donde ejercer un documentalismo independiente, con fuerte contenido social y compromiso cultural.

http://www.ruidophoto.com/photo/?p=433

Anuncios